We're all are going to die.




Jamás lograré comprender
cómo tu estado de ánimo puede depender tanto de alguien.

Después de todo, después de prometer a tu desbocado corazón que jamás volverías a permitir que alguien le hiciera daño, has vuelto a caer.

Pero, ¿no es el amor una dulce tentación?
¿No es una tentación dejarse querer, dejarse llevar?

¿No es una tentación olvidarte de todo y amar, amar como si nunca antes hubieras amado?

Nueva imagen.

Como podéis observar, el blog luce un nuevo aspecto por enésima vez. Eso sí, este aspecto se mantendrá durante muchísimo tiempo porque me tiene completamente enamorada, y todo se lo debo a Marina, del blog Fly with paper wings, que es la reina del html y del diseño y ha hecho este magnífico trabajo.

El motivo de esta nueva imagen es que quería darle un toque más profesional y sofisticado al blog, y también quería que estuviera relacionado con la trilogía que estoy escribiendo actualmente. Por ello me puse en contacto con la administradora de Fly with paper wings, que tiene un blog precioso y cuyos diseños me enamoran. Desde aquí te vuelvo a dar las gracias, porque es un trabajo increíble y estoy muy satisfecha.

¿Qué me decís? ¿Os gusta la nueva imagen?

Bienvenido a la vida de... #2: Conociendo a Noa.

¡Buenos días!
Hace muchos meses, comencé con esta sección y no he vuelto a actualizarla desde entonces. Por ello, esta madrugada mientras editaba Angel, me entraron ganas de continuar, ya que vi que os gustó bastante la presentación de Annie, protagonista principal de Angel. 
Hoy os traigo a Noa, la mejor amiga de Annie y uno de los personajes principales. :)


Ficha personal.

Nombre: Noa.
Apellido: Gomez.
Fecha de nacimiento: 31/12/1997
Lugar de nacimiento: Meowds, Wisconsin.
Estatura: 1.66
Peso: 47 kilos.
Nombre del padre: Dean.
Nombre de la madre: Joan.
Nº de hermanos: Hija única.
Color de ojos: Azul.
Color de pelo: Pelirrojo.
Color de piel: Muy pálida.
Aficiones: Acosar a personajes célebres en redes sociales; dormir.

Breve resumen de su historia.

Nacida y criada en el no demasiado grande pueblo de Wisconsin: Meowds. Fue criada únicamente por su madre, ya que su padre falleció durante el embarazo y Noa nunca lo conoció. Siempre fue una niña muy peculiar y bastante introvertida hasta que conoció a Annie, su mejor amiga, cuando tan solo eran unas crías de 4 años. Han estado juntas desde entonces, y ambas se han apoyado mutuamente en la otra cuando era necesario.
Sufrió acoso escolar desde muy pequeña hasta el último momento que pasó en el instituto. Annie achaca el motivo a su belleza y a la posible envidia que los demás puedan sentir, aunque ella nunca llega a comprender el motivo y simplemente piensa que no es lo suficientemente buena, por lo que es muy exigente con ella misma. Comenzó a sentir pánico y llegó un momento en el que negó asistir al instituto.
También sufre algún tipo de enfermedad mental que su madre, psicóloga infantil, no logró diagnosticar. Lleva un tratamiento específico para tratarla.
Después de que el hijo de unos amigos de su madre se quedara huérfano, no duda en ofrecerle una estancia en su casa hasta que un pariente pueda hacerse cargo de él. Así es como Noa conoce a Jordan, el primer chico del que se enamora y es correspondido. Pasaban el tiempo juntos y se hicieron muy buenos amigos, hasta que finalmente él quiso que fuera su novia y comenzaron una relación. Desde ese momento, la vida de Noa da un giro impresionante y deja de darle tanta importancia a la gente que la insulta.
Cuando en abril de 2015 un virus letal acaba con prácticamente toda la población del estado y se ve obligada a huir de los zombies con sus amigos, su enfermedad mental parece revivir, lo que provoca que sufra algunos episodios bastante perturbadores.


—¿Tú? ¿Luchando contra zombies? —Me eché a reír—. ¿Dónde está la Noa quejica que se pone a vomitar cuando ve a uno de ellos?

Algunas citas:

Noa me dio otro abrazo y me sonrió con nerviosismo. 
—Eres mi mejor amiga —murmuró, clavando sus enormes ojos azules en los míos. 
—Y tú la mía —contesté sonriendo. Narra Annie. Palabras que comparten justo antes de enfrentarse juntas contra zombies, Capítulo 4, Manipulación.

Mamá siempre había dicho que no tenía ninguna enfermedad y que esto le podía pasar a cualquier niño. Se preocupó cuando le conté que un hombre entraba en mi habitación todas las noches y me observaba dormir; por culpa de eso, mamá me llevó a su consulta durante dos meses, hasta que logró encontrar unos somníferos para niños. Noa cuenta un poco de su historia, Capítulo 6, El chico del que todos hablaban.

Imagina que tienes alas y que puedes volar sobre el mar, tan cerca que puedes notar el frescor del agua. Vuelas porque eres libre, porque no tienes ninguna preocupación. No hay nada ni nadie que pueda hacerte ningún daño en ese lugar, porque a ese lugar solo tú puedes acceder. Noa recuerda estas palabras que Annie siempre le dice cuando le da un breve ataque de ansiedad, Capítulo 6, El chico del que todos hablaban.


¿Qué os ha parecido Noa? ¿Os gustaría que el próximo fuera un chico? ;)

Don't get too close; it's dark inside.

¿Sabes lo que dicen?
Que un alma rota alberga la capacidad más grande de escribir palabras bellas.
¿Y sabes por qué lo dicen?
Porque de alguna manera debe expresar el amor que los demás no le alimentan.
¿Ves esa chica de ahí? Sí, esa, la que luce una sonrisa preciosa y ríe a carcajadas.
La que siempre tiene un comentario gracioso.
La que a veces intenta hacerse la dura a pesar de que todos saben que nunca lo será.
La que está callada cuando los demás hablan.
La que observa, atenta a cualquier detalle.
¿Sabes de quién hablo, verdad?
Esa chica está rota por dentro.
Esa chica está vacía por dentro.
Esa chica soporta más dolor del que cualquier persona podría soportar.
Pero a pesar de todo, esa chica no dejará nunca de reír.
Porque ha aprendido que el dolor no se comparte. El dolor hay que sufrirlo uno mismo.
El alma rota de esa chica es capaz de expresar en palabras desde el poema más bello hasta el más trágico.


Y después llegará a casa,
y en la soledad de su habitación,
en la oscuridad del anochecer,
llorará y dejará escapar su sufrimiento y gritará.
Y sus gritos quedarán amortiguados en la almohada.
Y será como si nunca hubiera pasado nada.
Salvo que las lágrimas siempre quedarán ahí.